Skip to Secondary Navigation Skip to Main Content

Current Domain

US NationalCambiar

Dieta para la diabetes: la verdad sobre el azúcar

A spoon in a sugar bowl.

¿Debería una persona que cuida su nivel de glucosa consumir azúcar dentro de su dieta para la diabetes? Es una buena pregunta. Los diabéticos deben saber que los dulces días de comer azúcar no tienen que ser parte del pasado, si se hace con moderación. Una dieta para la diabetes no tiene que prescindir totalmente del azúcar.

Los estudios han demostrado que las comidas que contienen azúcar no elevan el nivel de azúcar en la sangre más que otros alimentos con la misma cantidad de carbohidratos, tal como el arroz y la pasta. Sin embargo, si el alimento contiene más carbohidratos, el nivel de azúcar en la sangre se elevará.

Es normal que se eleve el nivel de azúcar en la sangre después de las comidas. Puede elevarse entre 135 y 140 mg en una persona normal. Para un diabético, que suba más allá de 180 mg, se considera un número elevado. Por otro lado, si el nivel de azúcar baja a menos de 65, es demasiado bajo, y necesitará comer algo para subirlo.

Como diabético, debe de balancear estratégicamente lo que come durante el día. Podría comerse una rebanada grande de tarta de queso, pero, ¿qué hay del resto de calorías y carbohidratos? Controlar su diabetes significa comer las porciones adecuadas de proteínas, carbohidratos, frutas y verduras. Entre más consistencia tenga en su dieta, más controlado estará su nivel de azúcar en la sangre y usted estará más saludable. Comer regularmente alimentos con alto contenido de azúcar no es parte del plan.

Para satisfacer el antojo de algo dulce:

  • Si tiene que comer azúcar, escoja yogurt congelado bajo en grasa, galletas de jengibre, barras de higo o galletas graham y sustitúyalos por otros carbohidratos de su plan alimenticio.
  • Coma una porción muy pequeña de su postre favorito.
  • Coma productos que contengan sustitutos de azúcar, como chocolate caliente sin azúcar o paletas de hielo de frutas sin azúcar.
  • Comparta el postre con un amigo cuando salga a restaurantes.
  • Observe cómo los diferentes azúcares y dulces afectan su nivel de glucosa en la sangre. Use esta información para decidir qué dulces puede comer en moderación.
  • Fíjese en la cantidad de azúcar y carbohidratos que contiene su postre favorito, y junto con la ayuda de un dietista, decida cuándo y con qué frecuencia puede comerlo.

Discuta con su dietista hasta cuánta azúcar puede permitirse comer para que su nivel de glucosa no suba del nivel normal.

3.23077
Promedio: 3.2 (13 votes)
Su clasificación: Ninguno